Entrevista a Miguel Ángel Guisado

Posted in Claustro, Sin categoría | 0 comments

Miguel Ángel Guisado   1.- De ingeniero industrial a profesor en técnicas de comunicación: ¿Cómo surgió el cambio?   Esto funciona como una carambola de billar: en 1993 fui a trabajar a Alemania como ingeniero, para una multinacional de tecnología médica. El primer curso que recibí allí a las pocas semanas de llegar fue de Técnicas de Presentación y PNL… y aquello me dejó marcado –para bien- profesionalmente. Durante todos los años posteriores, tanto en Alemania como en Sudamérica y España, asistí a numerosísimas presentaciones de empresa…de las que salía normalmente decepcionado. Personalmente, quise aprovechar cada ocasión de presentar que tuve para ponerme a prueba y experimentar reacciones…y aquello me fue curtiendo. Vi que existía una seria carencia en las empresas, que estaba produciendo graves ineficiencias, gastos inútiles de tiempo y pobres resultados…todo ello fruto de presentaciones deficientemente preparadas y torpes puestas en escena. Así que en 2007 me calcé la montera de instructor en esta materia…y hasta aquí te puedo contar.   2.- ¿Qué fallo más recurrente has visto en tus alumnos a la hora de hablar en público?   Eso es secreto de confesión…que desvelaré sin pudor ahora: el factor común podría ser la falta de fe en las posibilidades de uno mismo; el acomodamiento en esa zona gris donde nos limitamos a cubrir el expediente y superar el supuesto trance de la presentación en público; el no creer que se puede hacer mejor y que haciéndolo mejor –¡y diferente!- se consiguen resultados sorprendentes. Porque sorprendente es, simplemente, que la gente recuerde algo de lo que has hablado. En resumen, para exculparnos a todos, el fallo más recurrente es no haber recibido una formación mínima sobre esto.   3.- Te pedimos que te atrevas a nombrar a un/a buen/a orador/a conocido y qué característica principal destacarías de esa persona.   En el panorama actual de ponentes o conferenciantes españoles destacaría a Mario Alonso Puig, por la corrección de su puesta en escena. Es un auténtico decálogo del presentador que se ha hecho, que entrena y ensaya.   4.- ¿Tuviste miedo escénico? ¿Algún truco sencillo para superarlo?   La pregunta está en pasado…¡sigo teniendo muchos nervios antes de una intervención en público! Remedio de santo: empieza a hablar despacio, muy fuerte y con pausas o silencios…y respira profunda y conscientemente… es un autocontrol debes ejercer en el mismísimo primer instante de tu presentación. Esto te confiere seguridad y calma… o, por lo menos, parecerá que las tienes (¡!) ya que, en esencia, lo importante es lo que percibe el público, más allá de tus inseguridades e inhibiciones.      
468 ad